Helado de limón

El fin de semana queríamos preparar un postre, pero con la calor que hace optamos por algo rápido de hacer, para no estar mucho rato en la cocina, y refrescante, que no necesitara horno y ayudara a rebajar la comida. Hicimos una mezcla de varias recetas que habíamos preparado en ocasiones anteriores, como mousse de limón, espuma de limón, crema de naranja y limón y sorbete. Cogimos un poco de cada una de estas recetas y nos quedó un postre espectacular, que no esperaba el resultado. Dividí la masa en dos partes: una nos la comimos ese día fría de la nevera en un vaso y la otra la congelé para ver cómo quedaba de textura y nos encantó, ya que no cristaliza, se puede servir muy bien y está riquísimo, mejor que los helados de limón comprados. Es un postre ligero, ya que en lugar de nata utilizamos leche evaporada (también podéis hacerlo con nata si preferís o mitad y mitad). Se puede preparar solo con limones o también combinar con limas. Queda espumoso, con una textura buenísima, y de sabor es un poco ácido, aunque se puede endulzar al gusto. Con las cantidades de esta receta salen 3-4 raciones.

Ingredientes

-100 gramos de zumo limón (podéis utilizar también limas)

-75 gramos de azúcar

-10 gramos de harina de maíz

-200 gramos de leche evaporada (podéis utilizar la mitad de nata)

-tanc de limón (opcional)

Pasos

-empezamos exprimiendo los limones para obtener el zumo

-mezclamos en un cazo el zumo con el azúcar y la harina de maíz y calentamos a fuego medio hasta que espese sin dejar de remover

-dejamos templar la preparación

-por otro lado, montamos con las varillas la leche evaporada (o la nata, si también la utilizáis)

-mezclamos la leche evaporada montada con la mezcla que teníamos preparada. Lo hacemos con movimientos envolventes para que mantenga una textura espumosa. Podemos añadir tanc de limón y acabar de endulzar al gusto

-dejamos enfriar en el congelador para comer helado (lo llevamos a la nevera un rato antes de servir). Si preferimos, en lugar de comerlo congelado, lo dejamos enfriar en la nevera directamente hasta la hora de comerlo

-cuando lo sirvamos, lo podemos decorar con barquillos de chocolate, menta, alguna fruta o chocolate rallado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s