Cáscaras de naranja confitadas

Reconozco que llevaba tiempo dándole vueltas a esta receta, ya que soy muy fan del chocolate con naranja. El inconveniente que veía era el tiempo de preparación, secado… me pensaba que era más complicado de lo que realmente ha sido. Si llego a saber lo fácil que es hacerlas y lo buenas que están, os aseguro que ya habría preparado varios tuppers. Son mejor que una golosina y más sanas, ya que lo único que lleva adicional es azúcar y si queréis bañar algunas con chocolate. Admito que durante el proceso de secado no me he podido resistir y me he comido alguna cáscara. Yo las preparé el domingo por la trade (tanto el proceso de quitarle el amargor como el almíbar) y las dejé secar hasta el martes, cuando las rebocé en azúcar (aunque he dejado alguna sin rebozar y también están muy buenas). Son un vicio, os lo aseguro.

Ingredientes

-cáscara de 3 naranjas

-azúcar (el mismo peso de las cáscaras después de quitarle el amargor)

-agua (el mismo peso de las cáscaras después de quitarle el amargor)

-zumo de media naranja

-chocolate de cobertura

Pasos

-emepzamos lavando las naranjas muy bien y a continuación las pelamos y las cortamos a tiras

-ponemos agua en una olla y llevamos al fuego hasta que empiece a hervir. Cuando el agua hierva, colocamos las tiras de naranja y las dejamos 5 minutos hervir

-pasado ese tiempo, las pasamos por un colador y las remojamos con agua fría del grifo

-volvemos a llenar la olla de agua y cuando vuelva a hervir, añadimos las cáscaras y dejamos otros 5 minutos hervir. Luego, las volvemos a escurrir y las remojamos con agua bien fría (repetimos este proceso otra vez más, en total 3 veces). Estos pasos sirven para que la cáscara pierda su amargor. Si las probamos y las notamos muy amargas, podemos repetir una cuarta vez este paso

-después, secamos las tiras con papel de cocina y las pesamos

-para preparar el almíbar, tenemos que pesar las cáscaras y añadir la misma cantidad de azúcar y de agua (de garrafa). En mi caso ha sido 190 gramos

-ponemos los 190 gramos de agua y los 190 gramos de azúcar en una olla a fuego medio y vamos removiendo hasta que el azúcar se disuelva. Le añadimos el zumo de media naranja y a continuación incorporamos las cáscaras y dejamos cocinar en el fuego durante media hora (vamos removiendo). Durante este tiempo, el almíbar va reduciendo y la naranja absorve todo el sabor

-dejamos enfriar las cáscaras en la olla durante 5 minutos (el almíbar espesa un poco más) y las colocamos de una en una separadas encima un papel de horno. Las dejamos secar durante 1-2 días (este proceso se puede acelerar en el horno, pero yo las he dejado a temperatura ambiente)

-el almíbar que queda en la olla lo podemos guardar y sirve para hacer bizcochos, galletas…

-cuando estén secas, las rebozamos en azúcar y podemos bañar la mitad de las tiras en chocolate de cobertura. Yo he dejado algunas sin rebozar ni bañar en chocolate, también quedan buenas. Las volvemos a dejar reposar y secar un día y luego ya las podemos guardar en un tupper y aguantan mucho tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s