Leche al horno

Este año hemos preparado por primera vez otro dulce típico de Semana Santa, aunque una versión saludable: leche al horno, en lugar de frita. Yo no la he probado nunca, así que no sé deciros si se parece o no a la leche frita, pero lo que sí sé es que nos ha gustado mucho el resultado. Me ha sorprendido la textura: gelatinosa. Nosotros le hemos dado un toque de sartén antes de rebozarlas en azúcar moreno y canela, para que se sellen bien y se pegue mejor el rebozado. Os explico todos los pasos que hemos seguido por si la queréis hacer en casa estos días. De sabor se parece a las torrijas.

Ingredientes

-500ml de leche semidesnatada

-75 gramos de azúcar blanca

-cáscara de medio limón

-40 gramos de harina de maíz

-1 rama de canela

-para el rebozado: 1 huevo, harina, azúcar moreno y canela

Pasos

-ponemos la mitad de la leche (250ml) en una olla al fuego con la rama de canela y la cáscara de limón y dejamos hasta que empiece a hervir

-cuando veamos que empieza a hervir, retiramos del fuego y dejamos reposar unos 20 minutos para que la leche tenga el sabor y los aromas del limón y la canela

-colamos la leche y la volvemos a poner al fuego. Le añadimos el azúcar y removemos para que se deshaga bien

-por otro lado, mezclamos la harina de maíz con la otra mitad de la leche que no hemos calentado (250ml) y mezclamos bien para que no haya grumos

-añadimos la leche mezclada con la harina de maíz a la olla donde tenemos el resto de ingredientes y con el fuego medio removemos bien durante unos 20 minutos hasta que espese (tarda bastante hasta que cambia de textura, pero es importante no dejar de mover)

-cuando tengamos una textura espesa la dejamos templar en la olla

-a continuación, forramos con film transparente el recipiente donde vayamos a verter la leche (yo he utilizado dos recipientes pequeños cuadrados de cristal) y cuando tengamos la leche bien esparcida le ponemos otro film transparente por encima pegado (para que no se seque)

-dejamos enfriar en la nevera (yo la he dejado toda la noche)

-sacamos la leche del recipiente y la cortamos con un cuchillo

-las pasamos por huevo batido y a continuación por un poco de harina

-las llevamos al horno previamente caliente a 180 grados durante unos 15 minutos

-yo he optado por pasarlas también por la sartén con un poquito de aceite de oliva para que se sellen mejor y luego se pegue el azúcar y la canela

-a continuación las rebozamos en azúcar moreno mezclado con canela y volvemos a llevar al horno durante 5 minutos para que se deshaga un poco el azúcar

-ya las tenemos listas para comer. Al momento están riquísimas, pero si os sobran, las podéis dejar en la nevera tapadas para que no se sequen

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s