Buñuelos de viento

Como estamos confinados en casa y hay muchos dulces para hacer en Semana Santa, nos hemos adelantado unos días para que no se nos acumulen todos de golpe. Este fin de semana ya hemos empezado a ponernos las botas… Hoy hemos preparado por primera vez buñuelos de viento y admito que nos han quedado muy ricos. Para no excedernos mucho, hemos cocinado la mitad al horno y la otra mitad fritos (aunque reconozco que no absorben tanto aceite como creía). Yo no soy partidaria de freír y si hay una alternativa saludable (a la plancha o al horno) opto por esta segunda opción, pero a Rafa le hacía gracia comer algunos buñuelos fritos, a modo tradicional. Así que los hemos hecho de las dos maneras y todos contentos.

Ingredientes (para unas 35 unidades)

-375 gramos de leche semidesnatada

-75 gramos de margarina o mantequilla

-1 pizca de sal

-1 chorrito de anís

-anís en grano

-225 gramos de harina de trigo

-3 huevos

-1 sobre de levadura de repostería

-aceite de oliva para los buñuelos fritos

-para el rebozado: anís y azúcar

Pasos

-ponemos la leche junto con la mantequilla, una pizca de sal, un chorrito de anís y una cucharada de anís en grano en una olla al fuego y dejamos que se caliente hasta que empiece a hervir

-cuando empiece a hervir, añadimos la harina de golpe y removemos bien. En ese momento, apagamos el fuego, retiramos la olla y seguimos mezclando hasta que se enfríe y tengamos una masa homogénea (se despega de las paredes fácilmente y tiene un textura no muy pegajosa, se trabaja bien con las manos)

-cuando la masa esté fría, incorporamos la levadura y vamos añadiendo los huevos de uno en uno mientras vamos amasando bien (nosotros lo hemos hecho con las manos, aunque al final la masa queda más pegajosa)

-ahora hacemos bolitas pequeñas (luego crecen) con las manos o con una cuchara y hacemos la mitad fritas y la mitad al horno

-para los buñuelos fritos: vertemos las bolitas en una sartén con abundante aceite caliente y dejarlos hasta que se doren bien (se les puede ir dando la vuelta para que se hagan por ambos lados). Los retiramos del fuego y los dejamos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite

-para los buñuelos horneados: precalentamos el horno y metemos la bandeja con las bolitas separadas entre ellas y las dejamos a 180 grados durante una media hora (cuando lleven la mitad del tiempo, le damos la vuelta a las bolas con la ayuda de una cuchara para que se hagan bien por ambos lados)

-para todos los buñuelos una vez cocinados: los bañamos en anís y los rebozamos en azúcar

Consejos

-es importante añadir la harina de golpe y remover rápidamente justo cuando los ingredientes de la olla empiecen a hervir

-a la hora de incorporar los huevos, hacerlo de uno en uno e ir amasando bien

-os recomiendo hacer las bolitas redonditas y no muy grandes, ya que luego tanto al hornear como al freír crecen

-aunque estén dorados por fuera no os preocupéis ni tengáis prisa por retirarlos, dejad que la masa se haga bien por dentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s