Semiesferas sabor ferrero rocher

Ya hacía tiempo que tenía en mente preparar esta receta que vi en la web de Petitchef y no me la podía quitar de la cabeza. Se trata de unas semiesferas de chocolate con leche rellenas de mousse de praliné de avellanas y corazon de avellanas, con una base crujiente de barquillo, con chocolate y praliné de avellanas. Es una combinación de sabores y texturas que recuerdan a los bombones Ferrero Rocher. Si os gusta el chocolate y los bombones Ferrero, este es vuestro postre. Lo que sí que os advierto que es una receta laboriosa, se tarda bastante tiempo en prepararla, ya que tiene muchas elaboraciones, pero el resultado os aseguro que vale la pena. Lo que podéis hacer es preparar el praliné de avellanas un día antes, así os ahorráis tiempo el día del montaje del postre. Yo tenía miedo a la hora de desmoldar las semiesferas, ya que si después de todo el día preparando este dulce a la hora del montaje se me rompía, no habría valido la pena tanto esfuerzo, pero no fue el caso. Se desmoldan sin ninguna dificultad, ya que el molde está relleno, y luego acabamos de decorar el postre con unos trocitos de avellanas picadas, que enganchamos en las semiesferas con la ayuda de un poco de chocolate fundido, que funciona como una especie de pegamento. Si tenéis paciencia y queréis desestresaros en la cocina un día, queréis sorprender a vuestros invitados y hacer un postre especial, esta es la receta perfecta. Pero sí que tenéis que prepararla con tiempo, ya que todas las elaboraciones requieren de tiempo de reposo en la nevera antes de servir. No me enredo más y comparto la receta.

Ingredientes (para 6 unidades)

Praliné de avellanas

-80 gramos de azúcar

-125 gramos de avellanas tostadas

-2 cucharadas de agua

Semiesferas de chocolate

-90 gramos de chocolate con leche

-avellanas y un poco más de chocolate (para decorar)

Base de crujiente de praliné

-40 gramos de barquillo

-20 gramos de chocolate con leche

-80 gramos de praliné de avellana

Mousse de praliné

-120ml de nata (+35% materia grasa)

-1 lámina de gelatina

-120 gramos de praliné de avellanas

Corazón de avellanas

-30 gramos de Nutella o Nocilla

30 gramos de avellanas tostadas

Pasos

-empezamos derritiendo 90 gramos de chocolate con leche para hacer las semiesferas. Cuando tengamos el chocolate fundido, cubrimos los moldes (le podemos aplicar un par de capas finitas). Dejamos enfriar en la nevera

-mientras se enfrían las semiesferas, lo que tenemos que preparar es el praliné de avellanas. Para ello, ponemos en una sartén a fuego medio una cucharada de agua y 80 gramos de azúcar. Cuando empiece a burbujear, añadimos 125 gramos de avellanas tostadas

-vamos mezclando durante un rato hasta que obtengamos un caramelo y el azúcar coja color. Veréis que primero el azúcar se endurece, pero luego con el calor y un poco de agua (añadimos una cucharada) se vuelve a caramelizar. Removemos hasta que veamos que queda como las almendras garrapiñadas. Este proceso tarda bastante rato

-colocamos las avellanas garrapiñadas estiradas encima de un papel de horno y dejamos enfriar (obtendremos un bloque compacto)

-rompemos el bloque y lo colocamos en una picadora y trituramos bien hasta que obtengamos una textura cremosa. Hay que picar bien durante bastante rato hasta que consigamos una crema. Reservamos

-ahora preparamos la base de crujiente de praliné. Para ello, en un bol rompemos los 40 gramos de barquillo y los dejamos en trocitos finitos, que mezclamos con 20 gramos de chocolate con leche fundido y 80 gramos del praliné de avellanas que hemos preparado

-mezclamos bien todos los ingredientes y preparamos con la ayuda de un cortador (del mismo tamaño de las semiesferas) las 6 bases del postre. Chafamos bien con la mano para que quede una base compacta y dejamos enfriar en la nevera

-mientras tanto, preparamos el corazón de avellanas, que colocaremos en medio del relleno. Picamos un poco 30 gramos de avellanas tostadas, hasta que queden trocitos, y mezclamos con 30 gramos de Nutella o Nocilla. Reservamos para la hora del montaje

-preparamos también el mousse de praliné. Primero, tenemos que hidratar la lámina de gelatina en agua muy fría

-por otro lado, reservamos dos cucharadas de nata, que calentaremos en el microondas y diluiremos en ella la lámina de gelatina cuando esté hidratada

-montamos el resto de la nata con unas varillas y cuando esté montada, añadimos 120 gramos del praliné que hemos preparado. Mezclamos con movimientos envolventes y también añadimos la nata con la gelatina. Integramos todo bien

-ponemos la mousse en una manga pastelera sin boquilla o con una boquilla redonda grande, para que luego nos sea más fácil rellenar los moldes. Dejamos enfriar la mousse en la nevera

-ahora toca montar el postre, ya que tenemos todas las elaboraciones preparadas. Sacamos de la nevera los moldes con la capa de chocolate que habíamos preparado al principio. Rellenamos con un poco de mousse de praliné y añadimos una cucharadita de corazón de avellana. Acabamos de cubrir con el resto de la mousse. Por encima, colocamos la base de crujiente de praliné. Dejamos enfriar bien en la nevera hasta la hora de servir

-nos queda el toque final y la decoración del postre, para acabar de redondearlo. Primero, desmoldamos las semiesferas y las decoramos con avellanas troceadas. Colocamos un poco de chocolate fundido en la parte inferior de las semiesferas (actúa como pegamento) y por encima vamos colocando trocitos de avellanas. Por último, utilizamos una avellana entera o media para colocarla en la parte superior de la semiesfera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s