Trufas de naranja y chocolate blanco

Decidiendo el postre del domingo, no sabíamos que preparar y nos decantamos por hacer una nueva receta y aprovechar las naranjas que teníamos, que no son pocas. Así que tras mirar varias opciones, decidimos preparar trufas de naranja y chocolate blanco. Reconozco que nunca había preparado trufas y es una de las recetas que tengo pendiente hacer, las clásicas de chocolate negro y cacao. Pensábamos que nos sobrarían algunas para el día siguiente, pero no fue así y nos las acabamos todas el mismo día. Son suaves de sabor, nada empalagosas y la mezcla de chocolare blanco con naranja es muy buena, repetiremos seguro.

Ingredientes (para 15 unidades)

-170 gramos de chocolate blanco

-50 gramos de mantequilla o margarina

-ralladura de tres naranjas

-4 cucharadas de nata para montar (+35% materia grasa)

-azúcar glas para el rebozado

Pasos

-empezamos derritiendo el chocolate blanco en el fuego al baño María

-por otro lado, mientras se funde el chocolate, lavamos bien las naranjas y rallamos la piel con un rallador muy fino, para no tener que colarla, ya que aporta color y sabor a las trufas

-ponemos la ralladura en un cazo junto con la mantequilla y mezclamos con el fuego lento para que no se queme. Añadimos también las 4 cucharadas de nata y seguimos removiendo bien (un par de minutos aproximdamente)

-vertemos la mezcla de ralladura, mantequilla y nata al cazo donde tenemos el chocolate blanco ya fundido y removemos bien para que se integren todos los ingredientes. Si se ha enfriado alguna preparación, podéis darle un toque de calor en los fogones para que se fundan todos los ingredientes

-dejamos templar y luego llevamos el cazo a la nevera para que se enfríe (mínimo un par de horas)

-mientras la masa de las trufas se enfría, vamos preparando el azúcar glas: para ello, utilizamos un molinillo o una picadora y lo reservamos

-cuando la masa esté bien fría y tenga consistencia para poder trabajarla, con la ayuda de una cucharilla hacemos bolitas y las colocamos en un plato sobre una capa de azúcar glas, para que no se peguen

-en el momento de servir, rebozamos las bolas con azúcar glas y ya las tenemos listas para comer. Esperamos al final para rebozarlas, ya que las trufas absorben el azúcar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s